Suecia reduce impuestos a las reparaciones

El gobierno de Suecia presentó una propuesta para reducir los impuestos hasta en un 25 por ciento para una amplia gama de oficios de reparación que van desde ropa, bicicletas y hasta lavadoras. El objetivo es desestimar la “cultura de lo desechable” y así reducir tanto el consumo de materiales como las emisiones contaminantes de los procesos industriales de fabricación, a la vez de fomentar nuevas formas de empleo para quienes no tengan estudios formales.

La propuesta, presentada ante el parlamento días atrás por miembros de la coalición entre el Partido Socialdemócrata y el Partido Verde (que gobierna Suecia), propone una reducción de entre el 12 al 25 por ciento de los impuestos sobre la reparación de bicicletas, ropa, calzado y electrodomésticos.

El objetivo es lograr que la ciudadanía adopte nuevas formas de consumo que contemple la reparación de los objetos, antes de simplemente desecharlos y comprar nuevos. Según Per Bolund, ministro de Mercados Financieros y de Defensa del Consumidor y uno de los seis integrantes del Partido Verde en el gabinete, la “medida podría bajar sustancialmente el costo y de esa manera convertir la reparación de bienes en una práctica racionalmente económica”.

De esta forma, la iniciativa contribuiría no sólo a reducir el consumo de materiales y las emisiones contaminantes de la gran industria sino además ayudaría a crear una pequeña industria destinada al servicio de reparación hogareña, con la consecuente generación de puestos de trabajo para personas sin educación formal, muchas de las cuales son inmigrantes recientemente arribados a quienes se les dificulta poder acceder a un empleo.

el-diario-es

Una tienda de reparación de bicicletas en Estocolmo/ Eldiario.es

Asimismo, la medida ayudaría a reducir las enormes cantidades de desechos –en su mayoría chatarra electrónica- aunque las autoridades deberán enfrentar el reto de la obsolescencia programada de las grandes compañías, por lo que se está trabajando para lograr la implementación de una certificación para que las empresas se comprometan a fabricar sus productos sin obsolescencia programada.

Cabe señalar que Suecia es uno de los países que más activamente se ha ocupado de reducir su huella de carbono: desde 1990 a logrado reducir sus emisiones de CO2 en un 23 por ciento, mientras que ha llegado a producir más de la mitad de su electricidad a partir de energías renovables.

*Foto cabecera: Kingston Shoe Repair

About the Author
Estudié Ciencias de la Comunicación y soy periodista. En medios realicé tareas diversas como cubrir acontecimientos para diarios zonales, actualizar portales web y redactar panoramas informativos radiales. Desde hace algunos años me especializo en la generación de contenidos de calidad para redes sociales y actualmente me desempeño como editora y redactora de contenidos para el Facebook y el sitio web de Construir TV.
Scroll to top