Comunidad

Grilla

02:00
Trabajos para Un Mundo Mejor
02:30
Construir TV Micros I
03:30
Con + Info
04:00
Biocultural
04:30
La raiz doble
05:00
#YoEmprendedor
05:30
Historias de Mentes
06:00
Construir TV EuroNews
06:30
Colores del Fútbol
07:00
Obra en Juego

1
Alejandro, desde San Martín de los Andes, Argentina,  nos envía esta hermosa mesa que construyó 100% de cartón y papel,...

Unite a la comunidad de Construir TV en Facebook

Actualidad

CSI reclama nuevo contrato social con igualdad de género

En este Día Internacional de la Mujer, trabajadores y trabajadoras del mundo entero reclaman un Nuevo Contrato Social transformador en cuanto al género, que dé prioridad a la igualdad de género, la inclusión, la paz y la democracia.

La CSI rinde homenaje a las mujeres activistas y líderes que se han alzado frente a ataques contra la paz y la democracia en todo el mundo, al papel desempeñado por las mujeres para la resolución de conflictos, la construcción de la paz y la movilización de sus comunidades en tiempos de crisis.

Concretamente, reconocemos el enorme precio que han pagado las mujeres en Afganistán, Irán, Ucrania y otros países que sufren las consecuencias de conflictos y violencia estatal.

En Irán, tras el asesinato de Jina Mahsa Amini por agentes del represivo régimen misógino, las mujeres han salido a la calle en todo el país para protestar y reclamar sus derechos, pese a las amenazas contra su integridad, su vida y su libertad. Cientos de personas han muerto durante las protestas, muchas otras fueron condenados a muerte y se han registrado al menos 15.000 detenciones.

En Afganistán, mujeres y niñas continúan afrontando violencia y amenazas del régimen talibán por reclamar sus derechos al trabajo y a la educación. Trabajadores y trabajadoras del mundo entero se solidarizan con las mujeres iraníes y afganas y exigen que los regímenes que gobiernan ambos países pongan fin a sus políticas de violencia y respeten los derechos de la mujer.

Los conflictos persistentes

La guerra en Ucrania tras la invasión rusa, así como los conflictos persistentes en Siria, Tigray, Yemen y otros lugares del mundo, continúan cobrándose vidas y destrozando perspectivas de futuro. Nuestro reconocimiento a las mujeres situadas en primera línea de estos desastres provocados por el hombre para brindar asistencia a sus comunidades, así como a las mujeres que ayudan a las víctimas de los devastadores terremotos registrados en Turquía y Siria, que han ocasionado la muerte de más de 40.000 personas y desplazado a muchas otras.

Las mujeres siguen defendiendo la democracia en todo el mundo. El 1 de febrero se cumplió el segundo aniversario del golpe militar en Myanmar, donde mujeres trabajadoras y otros manifestantes continúan siendo reprimidos por reclamar sanciones contra la junta militar y exigir el retorno a la democracia.

En Brasil, las mujeres trabajadoras estaban entre los sindicalistas que defendieron a su Gobierno democráticamente electo en enero, frente a los ataques de la extrema derecha contra la Corte Suprema, el Congreso Nacional y el Palacio Presidencial.

Incluso en países democráticos, como Estados Unidos, las mujeres siguen teniendo que luchar por la justicia de género y sus derechos reproductivos. Las democracias no resultan inmunes a tendencias autocráticas que amenazan los derechos de la gente trabajadora y las vidas de la población. Con las fuerzas políticas populistas de extrema derecha ganando impulso en muchos países, se registra también un aumento del racismo, la xenofobia y la discriminación hacia mujeres, migrantes, el colectivo LGBTQI+, los pueblos indígenas y las personas de color.

Aunque las mujeres sean el blanco de estos ataques, también están en primera línea de la lucha por combatirlos.

«La paz y la democracia no podrán lograrse sin la plena igualdad y la inclusión de las mujeres», afirmó Akiko Gono, presidenta de la CSI. «El movimiento sindical redoblará esfuerzos para garantizar la naturaleza inclusiva de sus propios programas procesos y estructuras, a fin de conseguir una representación igualitaria y equitativa de las mujeres en sus cargos directivos».

 

Fuente artículo: cgtrainternacional.com.ar

La oportunidad de reconstruir un mundo más justo e igualitario

Este 10 de diciembre se cumple un nuevo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, texto adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948 que reconoce “la dignidad inalienable de los seres humanos”, y establece los derechos y libertades fundamentales para todas las personas del mundo. Sin embargo, este nuevo aniversario nos encuentra ante las profundas desigualdades que se han puesto de manifiesto frente a la crisis sanitaria del Covid-19. Mientras el 55 por ciento de la población de los países ricos está totalmente vacunada, menos del 10 por ciento de la población de los países de ingresos bajos ha podido acceder a las vacunas para protegerse de las formas más graves de la enfermedad. ¿Cuál es el camino para hacer frente a esta crisis global sin dejar a nadie atrás? Construir TV se suma a la conmemoración de esta fecha con el ESPECIAL: MES DE LOS DERECHOS HUMANOS, una selección de documentales independientes que nos hacen reflexionar sobre el mundo en que vivimos.

Desde que se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos hace más de 70 años, muchos derechos fueron restituidos: “creció el número de niños escolarizados y más mujeres pudieron alcanzar un mayor grado de autonomía. Más personas (…) tuvieron oportunidades para romper las cadenas de la pobreza, la clase social, la casta y el género”, como afirma Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Sin embargo, la crisis social y económica producto de la pandemia del Covid-19 ha empeorado las condiciones de vida de millones de personas, y mucho queda por hacer si tenemos en cuenta algunos índices en torno al empleo formal en América Latina, por ejemplo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que la tasa de desocupación de los jóvenes entre 15 y 24 años alcanzó el 23,8 por ciento en el primer trimestre de 2021, el nivel más alto registrado hasta el momento. Por otro lado, la brecha de género en el acceso al mercado laboral se profundizó. En el segundo trimestre de 2021, la tasa de desocupación de las mujeres llegó al 12 por ciento, mientras que la de los hombres fue del 8,6 por ciento, es decir que la brecha de la tasa de desocupación entre hombres y mujeres aumentó del 2,3 por ciento en 2019 a 3,4 puntos porcentuales en 2021.

La crisis social y económica producto de la pandemia del Covid-19 empeoró las condiciones de vida de millones de personas. Un ejemplo de ello es el aumento de la brecha en la tasa de desocupación entre hombres y mujeres, la cual pasó del 2,3 por ciento en 2019 a 3,4 puntos porcentuales en 2021 / Fuente: CEPAL/OIT

 

En igual sentido, la crisis sanitaria global producto de la pandemia del Covid-19 ha puesto de manifiesto las profundas desigualdades en el acceso a la salud. Según Amnistía Internacional, “menos del 10 por ciento de la población de los países de ingresos bajos y medianos bajos está totalmente vacunada, frente al 55 por ciento de la de los países ricos”. El acceso a los servicios de salud integral, y en especial aquellos referidos a la salud mental, también se ha visto vulnerado, al tiempo que las infancias atraviesan “la peor crisis” de los últimos 70 años, según alertó UNICEF recientemente a través de un documento. En este sentido, el informe señala que unos “60 millones de niños más viven hoy en día en hogares pobres desde el punto de vista monetario, en comparación con las cifras anteriores a la pandemia”. A ello debe agregarse la falta de acceso para recibir el calendario de vacunas habituales en la niñez: “En 2020 más de 23 millones de niños no pudieron recibir las vacunas esenciales, un aumento de casi cuatro millones con respecto a 2019 y la cifra más alta en 11 años”, agregan desde el organismo.

Si bien la situación es difícil y compleja, sin dudas una de las acciones más urgentes consiste en garantizar el acceso a las vacunas contra el Covid para todas las personas. Gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y en particular, las empresas farmacéuticas que desarrollaron las distintas vacunas, deben mancomunar esfuerzos para garantizar el derecho a la salud de millones de ciudadanos, el primer paso para comenzar a reconstruir un mundo más justo e igualitario para todas las personas.

Imagen: THE WHY y Construir TV

Especial: Mes de los Derechos Humanos

En el mes de los Derechos Humanos Construir TV presenta una selección de documentales independientes que nos hacen reflexionar sobre el mundo en que vivimos.

🔴 ESPECIAL: MES DE LOS DERECHOS HUMANOS ➤ Todos los VIERNES de diciembre a las 21 horas por la pantalla de Construir TV.

  • La primera línea de la favela, viernes 3 a las 21 horas.
  • Daphne. Una lapicera demasiado afilada, viernes 10 a las 21 horas.
  • Una mujer capturada, viernes 17 a las 21 horas.
  • Yo fui una esclava yazidi, viernes 24 a las 21 horas.
  • La primera línea de la favela, viernes 31 a las 21 horas.

A continuación compartimos un adelanto:

 

*Imagen cabecera: «Daphne. Una lapicera demasiado afilada» de Jules Giraudat y Arthur Bouvart». Una producción de THE WHY.

Así afectó la pandemia a la salud mental de los niños

La protección de las infancias es quizás el más urgente de los desafíos que enfrentan nuestras sociedades. La cantidad de niños que trabajan llega a los 160 millones en todo el mundo, en un escenario en el que el acceso a los programas de salud y protección social se hace cada vez más difícil como consecuencia de la crisis socioeconómica que la pandemia del Covid-19 ha ocasionado, especialmente en los países en vías de desarrollo. En igual sentido, la salud mental de los más jóvenes debe ser atendida: sólo en América Latina casi 16 millones de niños y adolescentes tienen algún tipo de trastorno mental, en especial ansiedad y depresión. Este 20 de noviembre se conmemora el Día Mundial por los Derechos del Niño, un nuevo mundial a favor de la protección de los derechos de los niños. Construir TV se suma a la conmemoración de esta fecha con la emisión de INFANCIA A LA VENTA, un documental que muestra cómo es la vida de los niños que son vendidos para trabajar en la industria minera, en la agricultura o como ayuda doméstica, entre otros.

La Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado internacional más ratificado de la historia, reconoce el derecho de los niños a tener salud y educación, descanso y esparcimiento; y a estar protegidos contra la explotación económica y el desempeño de cualquier trabajo que entorpezca su educación o que pueda ser nocivo para su salud o desarrollo. Sin embargo, pese a los avances en la protección de la niñez, millones de niñas y niños ven arrebatados sus derechos diariamente. Un informe de la OIT junto a UNICEF señala que 160 millones de niños deben trabajar para poder subsistir, mientras el acceso a la educación se ha hecho cada vez más difícil: unos 200 millones de niños no cuenta con la infraestructura para recibir educación a distancia ante posibles crisis futuras.

Imagen: Informe «Trabajo infantil: Estimaciones mundiales 2020, tendencias y el camino a seguir» / Organización Internacional del Trabajo

La situación se hace aún más compleja si tenemos en cuenta que casi 16 millones de niños y adolescentes presentan algún tipo de trastorno mental en América Latina y el Caribe. “La ansiedad y la depresión representan casi el 50 por ciento de los trastornos mentales entre los adolescentes de 10 a 19 años” en la región, señala un informe reciente de UNICEF, el cual pone énfasis en la salud mental de los más jóvenes en el marco de la pandemia del Covid. Y es que, lejos de haber terminado, los efectos que la pandemia ha tenido sobre las familias es múltiple y complejo: muchas madres y padres han perdido sus empleos y enfrentan serios problemas para sostener la crianza de sus hijos, al tiempo que los niños crecen en hogares más precarizados, y en muchos casos, violentos. «En efecto, existe el riesgo de que la repercusión de esta pandemia cause estragos en la felicidad y el bienestar de los niños y niñas, las y los adolescentes y los cuidadores durante los próximos años, y ponga en peligro las bases que sustentan la salud mental», alerta el informe. En tal sentido, los especialistas advierten sobre la necesidad de que los Estados inviertan en fondos para la promoción y el cuidado de la salud mental -especialmente en el ámbito de la educación- así como en acabar con el silencio y el estigma en torno a esa temática.

Si bien el panorama es difícil, hoy emergen múltiples voces que se unen para exigir a los gobiernos la implementación de medidas concretas para comenzar a mejorar las cosas.  “Los niños y los jóvenes están alzando la voz sobre los temas que importan a su generación y piden a los adultos que construyan un futuro mejor”, concluyen desde UNICEF. Ojalá éste sea el momento en el que comencemos a escucharles.

Infancia a la venta

Construir TV se suma a la conmemoración del Día Mundial por los Derechos del Niño con la emisión de INFANCIA A LA VENTA, un film que muestra cómo es la vida de los niños y las niñas a quienes se les ha negado una infancia y una educación para ser vendidos para trabajar en las minas de mica, para recoger hojas de té en las plantaciones, para trabajar como ayuda doméstica, e incluso para ser vendidas como novias cuando son niñas.

INFANCIA A LA VENTA, viernes 19 de noviembre a las 13 y 21 horas por la pantalla de Construir TV.

A continuación les dejamos un adelanto:

Por qué la ciencia es (aún) más importante de lo que creemos

A lo largo de la historia, los descubrimientos científicos han cambiado nuestra vida y la forma en la que nos relacionamos con el mundo. Sin embargo, en la actualidad enfrentamos uno de los mayores desafíos: tomar medidas para comenzar a mitigar los efectos devastadores del calentamiento global. Frente a ello, la ciencia tiene un papel fundamental, al brindarnos herramientas que hagan posible no sólo cambiar el modelo de desarrollo sino también construir sociedades más sostenibles, resilientes e inclusivas. Construir TV se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo con la emisión de MUJERES EN LA CIENCIA, una serie que reúne distintas historias de científicas que con su trabajo buscan mejorar el presente así como romper con estereotipos y viejos mandatos sociales.

Autor foto: Belova59 / Fuente: Pixabay

La ciencia ha sido, en especial desde el siglo XX en adelante, uno de los campos del saber que cambió profundamente nuestra vida cotidiana. Desde la llegada de la lámpara incandescente –hace poco más de un siglo- el desarrollo de vacunas, el descubrimiento de la física cuántica y los últimos avances en neurociencias, entre muchos otros, la ciencia ha transformado nuestra forma de comprender el mundo y de interactuar con él. Sin embargo, el acceso a muchos de los descubrimientos que la ciencia ha logrado -en especial aquellos referidos a la salud- ha sido desigual: hay una diferencia de 18,1 años en la esperanza de vida entre los países más pobres y los más ricos debido a, principalmente, el escaso acceso a los servicios de salud, por ejemplo en los testeos de HIV o en la distribución de vacunas contra el Covid-19.

El panorama no es fácil, en especial si tenemos en cuenta que aún hoy, el 80 por ciento de los países continúan invirtiendo menos del 1 por ciento del PBI en la investigación científica. Por otro lado, la necesidad de implementar acciones para mitigar los efectos del calentamiento global así como de generar nuevos modelos de desarrollo sostenible hacen necesaria una doble transición, tanto hacia economías “verdes” como digitales. ¿En qué consiste esto? Por un lado, en abandonar la matriz energética basada en los combustibles fósiles –aún hoy, más del 80 por ciento de la producción mundial de energía sigue basándose en el carbón, el petróleo y el gas- en favor del desarrollo de las de energías renovables, ya sea a partir de la radiación proveniente del sol, la energía cinética del viento, o de residuos forestales y agrícolas. Por otra parte, la transición hacia economías digitales implica una mejor gestión de la información para, por ejemplo, la implementación de “proyectos centrados en la movilidad conectada, ciudades que recopilan datos para mejorar el tráfico, aplicaciones de rutas en bicicleta o soluciones para la movilidad compartida”, como señala la periodista Belén Kayser en su nota para El País.

Sin dudas los avances científicos son fundamentales para encontrar soluciones innovadoras frente a los nuevos desafíos económicos, sociales y ambientales. Por ello es necesario “hacer hincapié en el uso responsable de la ciencia para el beneficio de las sociedades”, como señala la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Una ciencia al servicio del desarrollo sostenible e inclusivo de las sociedades –que contribuya a erradicar el hambre y a la creación de sistemas más eficientes de generación de energías limpias, así como a reducir la brecha tecnológica entre los países, entre otros- es una ciencia que contribuye a la paz y a la promoción de la cooperación internacional para el desarrollo sostenible.

Foto: Construir TV

Mujeres en la ciencia

Construir TV se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo con la emisión de MUJERES EN LA CIENCIA, una serie que reúne distintas historias de mujeres profesionales, apasionadas, inspiradoras, que con su trabajo científico buscan mejorar el presente y mostrar que otra realidad es posible de la mano de la investigación y el desarrollo. Conoceremos su pasión y su lucha por romper con estereotipos, mandatos y adversidades.

Mirá MUJERES EN LA CIENCIA, todos los MIÉRCOLES a las 13 y 21 horas por la pantalla de Construir TV.

A continuación te dejamos un adelanto:

 

 

Construir Madera

Construir Accesibilidad

Construir Natural

Construir Huertas y Jardines

Comunidad Construir TV

Scroll to top